Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analiticas y mostrarle publicidad relacionada con sus habitos de navegacion. Al continuar navegando aceptas nuestra Politica de Cookies.
 
INICIO CONTACTAR BOLETÍN COLABORA

Artículos
Prevención del estrés

Contacta
Enlaces
Colabora

Apúntate al boletín de novedades

Estás en: inicio > artículos de Prevención de riesgos laborales > PREVENCIÓN DEL ESTRÉS
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 4706 lecturas / Julio 2007

Relajación y pautas distónicas

La eliminación o disminución progresiva de las pautas distónicas es una de las claves de la eficacia de la formación en los servicios de prevención, hemos de entender que ahorrar energía no es trabajar menos sino trabajar mejor.

Uno de los problemas que crea el estrés son las pautas distónicas (tensión excesiva unida a movimientos inútiles) y estas pautas no son gratuitas, lo aclaramos, cuando  realizo un trabajo ligero con una sobrecarga excesiva, además de gastar nuestras reservas de energía para el día, dicha sobrecarga produce también unos elementos de desecho extra y como todos sabemos estos se tienen que eliminar y para ello han de ser metabolizados, nuestro metabolismo ha de trabajar tres veces más de lo normal. Luego, realizo una función que se cumplirá exactamente igual con un tercio del esfuerzo, por lo tanto como mi reserva de energía es limitada acabaré haciendo tres veces menos que cualquier otra persona y si  tengo un cuerpo que tiene una duración media de 80 años y lo llevo a toda velocidad con los frenos puestos me  durará menos y en peores condiciones. Por eso es tan importante el trabajo de relajación en relación con el movimiento, la relajación nos ayuda a superar las pautas distónicas.

Otra aplicación igualmente útil de este trabajo es que al aumentar la conciencia de nuestro cuerpo. Puedo identificar con mayor facilidad dichas pautas e intentar corregirlas. Las instrucciones verbales o visuales nunca son suficientes, para aprender es preciso realizar los movimientos, los aprendizajes y ser corregidos las veces que sea preciso hasta que se instaura el nuevo hábito.

¿Por qué se producen a edades tan tempranas dichas pautas? :
Por la imitación, intentar corregir una escoliosis en un niño cuyo padre también la tienen es bastante difícil. Los niños son unos auténticos imitadores de los padres, para que nuestros hijos estén bien, nosotros debemos estar bien. Ellos piensan que lo correcto es lo que hacen sus padres, hasta cierta edad. Por eso lo más importante es corregirse uno mismo y luego intentar ver el pupitre donde pasa sentado 5 horas al día. Practicar relajación es un regalo que hacemos a quienes queremos.

Es interesante recordar una palabra que te sugiera ese estado de relajación, porque esa palabra “interior” puedes usarla en determinados momentos en que deberías estar tranquilo y no lo estás. Esta es una palabra que se evocará al final de cada ejercicio de relajación para que se asocie el estado en el que te encuentras con la palabra en cuestión y se produzca al usarla una relajación instantánea.

prevencionweb.com