Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analiticas y mostrarle publicidad relacionada con sus habitos de navegacion. Al continuar navegando aceptas nuestra Politica de Cookies.
 
INICIO CONTACTAR BOLETÍN COLABORA

Artículos
Prevención del estrés

Contacta
Enlaces
Colabora

Apúntate al boletín de novedades

Estás en: inicio > artículos de Prevención de riesgos laborales > PREVENCIÓN DEL ESTRÉS
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 4020 lecturas / Julio 2007

La relajación y el desarrollo personal

Los problemas de la espalda tienen mucho que ver con que en nuestro cerebro apenas tenemos una representación consciente de la misma, un mapa, apenas nos llega información de un espacio tan grande de nuestro cuerpo, la sensibilidad y por lo tanto la protección de esta zona pueden desarrollarse por medio de las técnicas de relajación.

Solo el pulgar tiene más representación en la corteza motriz que toda la espalda. Pero es que realmente el pulgar evolucionó al mismo tiempo que lo hace nuestro cerebro. ¿Habéis visto algún animal que posea la capacidad de oposición de sus pulgares?. De hecho hay antropólogos que dicen que esto es lo que ha creado el cerebro, no es de extrañar que las partes nuevas coincidan con el periodo de evolución que llevó al hombre en los últimos milenios a ser lo que es hoy en día.

En determinadas situaciones cuando se produce una soltura (una apertura) un ceder a la tensión llega a producirse con solo prestar atención a un segmento corporal una conexión total de un proceso de relajación general, del cuerpo en su totalidad. A esto se le denomina Proceso de Generalización de la Relajación.

Si yo tengo mi bíceps muy tenso, no gozaré de un riego sanguíneo adecuado porque las fibras musculares están comprimiendo las arterias, venas... y esta tensión no podrá ser mantenida durante mucho tiempo ya que faltará oxígeno. Si estoy un poco menos tenso la contracción durará más tiempo.¿Pero qué pasa en condiciones normales cuando mi tono  muscular está más elevado de lo conveniente?, la sangre circulará pero lo hará con mayor dificultad de la debida, de tal forma que mi corazón elevará la presión arterial ante un calibre arterial disminuido. Esto explicaría porque personas que tienden a un hipertono muscular  acaben padeciendo hipertensión.

Hay que tener en cuenta que el cuerpo humano responde siempre con una coraza muscular, ante cualquier agresión externa y cuando esa tensión ya no es suficiente empiezan a endurecerse estructuras más profundas. Por lo tanto una persona que no cuida el tono ideal de su musculatura voluntaria, acabará con  trastornos en sus órganos internos.

Si hacemos un ejercicio de relajación e imaginamos que estamos saltando sobre una de nuestras piernas un observado puede sentir al tocar ambas piernas una clara diferencia de tono entre la que está relajada y la que imaginamos que está saltando. El solo hecho de pensar en levantarse de una silla ya produce una descarga nerviosa en la musculatura encargada de realizar dicha acción, esta descarga proporciona un aumento del riego sanguíneo en dicha musculatura.

En este tipo de ejercicios de imaginación se ha de producir un aumento del tono, del riego y de la respiración; pero en ningún momento tener sensaciones desagradables.

            “ Vive como piensas o acabarás pensando como vives”

prevencionweb.com