Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analiticas y mostrarle publicidad relacionada con sus habitos de navegacion. Al continuar navegando aceptas nuestra Politica de Cookies.
 
INICIO CONTACTAR BOLETÍN COLABORA

Artículos
Prevención del estrés

Contacta
Enlaces
Colabora

Apúntate al boletín de novedades

Estás en: inicio > artículos de Prevención de riesgos laborales > PREVENCIÓN DEL ESTRÉS
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 14092 lecturas / Julio 2007

ORIGEN Y TIPOS DE ESTRÉS

Los servicios de prevención saben que el estrés es un enemigo peligroso, acosa en la empresa, en el ámbito familiar, social y deportivo, no es un elemento que aparece en la empresa, aunque allí se manifieste, ya que el estrés y su vivencia dependen tanto del entorno como del individuo en cuestión, es por ello que la formación capaz de cambiar actitudes es esencial para readaptar o aprender a responder de una forma adecuada al estrés. Los problemas surgen de forma intensa ante un estresor, cuando la persona que está sometida a él no se da cuenta de que su reacción es subjetiva, y que por tanto tendría otras alternativas, y cuando al mismo tiempo cree que tiene poco control sobre la demanda que está percibiendo como amenazante. Todo ello conducirá a una alteración de sus relaciones con el entorno en modo alguno positivas.

Los servicios de prevención habrán de poner especial énfasis en aquellos trabajos en los que se exige  un elevado nivel de atención mantenida en el tiempo, cuando el trabajo es extremadamente complejo e implica una gran dificultad su realización, cuando nos hallamos frente a actividades que suponen un alto grado de cambio tecnológico, o cuando nos hallemos ante tareas que requieren niveles de decisión muy complejos o al contrario situaciones en las cuales la iniciativa o la creatividad son restringidas al máximo.

No existe un recurso tan valioso para movilizar las energías vitales en nuestro cuerpo como el estrés, no existe un peligro mayor para nuestra vida que ser consumidos por la energía capaz de ser desplegada por el estrés. Enemigo o aliado ese es el puesto del estrés en nuestras vidas. Existe un estrés positivo: el eustrés capaz de llenar nuestra vida de energía y vigor, de permitirnos experimentar la existencia como el mejor de los regalos, permitiendo una activación de todos nuestros sistemas de forma que sus procesos se lleven a cabo de la forma más armoniosa posible dando por resultado una vida saludable y grata. Existe un estrés negativo: el distrés, capaz de convertir nuestra vida en la antesala del infierno, de arruinar nuestros órganos internos y nuestra existencia entera, de quebrantar nuestro cuerpo y nuestra alma.

prevencionweb.com