Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analiticas y mostrarle publicidad relacionada con sus habitos de navegacion. Al continuar navegando aceptas nuestra Politica de Cookies.
 
INICIO CONTACTAR BOLETÍN COLABORA

Artículos
Prevención del estrés

Contacta
Enlaces
Colabora

Apúntate al boletín de novedades

Estás en: inicio > artículos de Prevención de riesgos laborales > PREVENCIÓN DEL ESTRÉS
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 9264 lecturas / Agosto 2007

TENSIÓN Y ESTRÉS

El acero de los barcos se destruye por la tensión, las máquinas se rompen por el exceso de rigidez, la ventaja que tenemos es que los humanos podemos llegar a controlar nuestro equilibrio, los servicios de prevención por medio de los diversos cursos de formación en técnicas de relajación, ponen al alcance de la empresa un medio para mejorar el entorno laboral y la salud de sus trabajadores. 

La distensión es hoy tan necesaria como lo es sobrevivir.
El hombre vive su vida en medio de tensiones excesivas, prácticamente al límite de su capacidad de adaptación, incluso el medio laboral se ha convertido en un campo de conflictos que afectan a la experiencia de la vida entera.

Por un lado tensión, por otro monotonía , la compleja relación entre un estado de distres y otro de aburrimiento repetitivos lleva al hombre de forma mecánica a un estado de conciencia inferior al que le corresponde como ser humano, y desde ese estado vive la vida, no es de extrañar que a partir de ahí  las experiencias se vean interpretadas en base a este particular estado de conciencia, que no me permitirá ver las cosas como son, sino como soy yo. Y es así en cada caso, en todos los casos.

Es acaso el mundo tenso y hace al hombre como es, o un hombre tenso crea un mundo mecánico, lleno de reglas y rígido al extremo. Existe una Inter.-relación entre el mundo que habito y yo mismo que a veces resulta difícil diferenciar entre uno y otro, llegamos a sentir el mundo más que a nuestro propio cuerpo. Incluso más allá: no diferenciamos entre lo que ocurre allí fuera y la reacción que produce en mí.
Pero si no me percibo ¿cómo podría establecer una relación adecuada en y con el mundo exterior, esta es la clave, y eso es lo que logra la relajación: restablecer un contacto con mi propio yo, con lo que pienso, siento, con mis emociones.

Solo a través de la propia percepción puedo ver mi cuerpo  sufrir inútilmente con las emociones negativas. La relajación facilita un orden interno, establece una jerarquía original desde la que es posible un autoanálisis natural, una experiencia de mi mismo, una nueva comprensión, un contacto con un estado de conciencia más puro, más real. Siendo cierto que existen niveles de conciencia desde el sueño hasta la conciencia despierta, también lo es que no resulta obligatorio permanecer en los niveles más bajos permanentemente.

Existen tantos tipos de experiencia de relajación y tensión como personas. Podemos relatar lo que sentimos y vemos que algunas sensaciones son comunes, sin embargo la experiencia subjetiva implica la imposibilidad de verificación completa y por tanto siempre supondremos que con la relajación compartimos experiencias ya que las palabras que las describen parecen que nos son comunes.
Captamos fragmentos de la realidad y nos parecen que son el todo, sin embargo el pensamiento es solo una forma de experimentar la realidad, nuestra percepción sensorial es fragmentaria y aún así desechamos gran parte de la información que nos llega, hemos aprendido a hacerlo así, volvamos a tomar el control de los filtros de la realidad, aprendamos a retomar las percepciones que son útiles al desarrollo de nuestro ser.

prevencionweb.com