Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analiticas y mostrarle publicidad relacionada con sus habitos de navegacion. Al continuar navegando aceptas nuestra Politica de Cookies.
 
INICIO CONTACTAR BOLETÍN COLABORA

Artículos
Prevención del estrés

Contacta
Enlaces
Colabora

Apúntate al boletín de novedades

Estás en: inicio > artículos de Prevención de riesgos laborales > PREVENCIÓN DEL ESTRÉS
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 4915 lecturas / Agosto 2007

Tensión Distensión y servicios de prevención

Lo que los servicios de prevención ofrecen es una comprensión de lo que sucede en la vida real, no existe solo tensión en la empresa, existe en todas partes, lo que necesitamos transmitir los servicios de prevención en los cursos de formación es que ya hemos aprendido muy bien como tensarnos, para mantenernos sanos ahora tenemos que aprender como relajarnos.

Tensión y distensión se Interrelacionan continuamente, mucho antes de la existencia de la vida la materia esencial para engendrarla se sometía a los procesos de  agregación y dispersión, los enlaces químicos iniciaban procesos que conducirían a la vida. Ya en lo inanimado existe tensión y relajación. La materia sin tensión no existiría y en consecuencia nada viviría.

El origen del universo vino precedido de una compresión-distensión inmensa, el big-bang, el paso de una tensión ilimitada a una distensión controlada favoreció la aparición del cosmos entero.

Hay algo más profundo en las técnicas de relajación que un simple parar, de alguna forma inexplicable pareciera como si al establecer un control voluntario sobre el propio estado de tensión la verdadera naturaleza de mi propio yo se mostrara, tras las múltiples tensiones aparece un estado unificado de calma capaz de producir cambios en dirección hacia un mayor nivel de armonía interior.

De hecho en gran parte de las ocasiones la dificultad que entraña en trabajo de relajación se debe a que tras las primeras experiencias especialmente gratas, tras comprobar que con la simple practica de un ejercicio aparece e n mi vida cotidiana un cierto estado de paz, que puedo controlar mejor alguna situaciones, u otros efectos similares, se le empiezan a pedir a los ejercicios de relajación estos resultados u otros y cuando no aparecen, se produce una frustración y un abandono del trabajo de relajación. Cuando simplemente se hace relajación los efectos se producen, cuando hago para.....lo que sea, añado la tensión que impide el proceso de distensión original, puro....y nada ocurre. Quizás lo más difícil sea comenzar cada vez de nuevo cuando realizo un ejercicio, hacerlo como si no supiera que es la relajación, sumergirme en el ejercicio dispuesto a la experiencia del instante presente.

El objetivo de la relajación no es la inmovilidad, sino una actividad armónica en la cual los movimientos se producen de una forma más solidaria con mi propio ser, el movimiento acaba siendo así una distribución de tensiones y distensiones relativas regidas por un nivel de conciencia más alto que el de la tensión síquica ordinaria en que nos desenvolvemos habitualmente. Por lo tanto la relajación no nos plantea la necesidad de una máxima distensión, más bien al contrario nos permite una intensa actividad,  ya que por un lado dispongo de la energía necesaria y por otro de la capacidad de recuperación tras el esfuerzo realizado. Vemos pues que el descanso facilita la actividad y la actividad permite la experiencia de un reposo regenerador, cuando esto sucede en concordancia con mis necesidades orgánicas no hay problema alguno con la tensión-distensión.

prevencionweb.com