Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analiticas y mostrarle publicidad relacionada con sus habitos de navegacion. Al continuar navegando aceptas nuestra Politica de Cookies.
 
INICIO CONTACTAR BOLETÍN COLABORA

Artículos
Prevención del estrés

Contacta
Enlaces
Colabora

Apúntate al boletín de novedades

Estás en: inicio > artículos de Prevención de riesgos laborales > PREVENCIÓN DEL ESTRÉS
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 4182 lecturas / Agosto 2007

Eu-Relajación contra el desequilibrio.

Los servicios de prevención nos muestran que la tensión nos acelera hasta no poder parar, y por medio de la formación en Eu-Relajación nos enseñan lo preciso para comenzar a detener esta vorágine de movimiento acelerado y tener una posibilidad de recuperar la salud.

El hombre es un ser que se ve acelerado por sus desequilibrios, en ocasionas hasta hacerlo tambalear y caer, apresurarse es dejar de sentir, volverse más y más mecánico, hasta que se es tan mecánico que se difuminan las cualidades que nos distinguen de los animales, de las máquinas, de la materia inanimada. La tensión desmesurada pone en marcha la inconsciencia y esta es muy rápida, cada vez más y más rápida. Es por ello que una técnica que permite parar, permite poner cota al desequilibrio acelerado. A través de la relajación accedemos a la posibilidad de elegir, de parar o seguir, parar unos instantes, una décima de segundo, es suficiente para sentir, para volver a la sensación.
Cada vez más personas se dan cuenta de que padecen un exceso de tensión y buscan una salida a través de la relajación el yoga u otras disciplina orientales, sin embargo de lo que sufren es de una tensión equivocada y lo que necesitan es una eu-tensión, y no precisan cualquier relajación como un descanso de fin de semana sino una eu-relajación, cuando la tensión conduce a la hiperactividad y la relajación a la depresión nos encontramos frente a un desequilibrio nefasto de los desplazamientos de la tensión que conducen a niveles más bajos de conciencia y a desequilibrios orgánicos que desembocan  sin remedio en patologías cuyo origen es el estrés.

Es la sociedad industrializada y masificada en la que vivimos la que nos incita a desarrollar unas cualidades en detrimento de otras, las que no se desarrollan se atrofian sin remedio. En medio de esta comunidad urbana competitiva, restrictiva, represiva y tensa las escuelas enseñan a aceptar sus principios, las empresas aplican sus valores, la política se muestra implacable. En todos los lugares el valor supremo es el rendimiento. Las capacidades de las personas parecen no importar, su desarrollo menos, una sociedad homogénea es más fácil de dirigir que una en la que sus integrantes se reconocen como seres únicos, valiosos en si mismos. Solo a cada individuo le interesa profundamente su desarrollo armónico, es una tarea personal a emprender que hará una sociedad mejor, el primer paso es la relajación acompañada de una tensión correcta, un parar, una calma que proporciona la relajación y  un movimiento correcto que parte de un cuidado reconocimiento de este cuerpo que yo soy. Siempre se ha descuidado la importancia del movimiento en los ejercicios de relajación, y sin embargo son una fuente importante de sensaciones que ayudan a percibir el cuerpo y su movimiento en libertad como eje de una acción en el mundo con una eutensión. La relajación sin que pueda ser aplicada a la acción cotidiana no tiene sentido, el movimiento y la sensación del mismo son esenciales en el trabajo efectivo de Relajación.

prevencionweb.com