Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analiticas y mostrarle publicidad relacionada con sus habitos de navegacion. Al continuar navegando aceptas nuestra Politica de Cookies.
 
INICIO CONTACTAR BOLETÍN COLABORA

Artículos
Prevención del estrés

Contacta
Enlaces
Colabora

Apúntate al boletín de novedades

Estás en: inicio > artículos de Prevención de riesgos laborales > PREVENCIÓN DEL ESTRÉS
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 4099 lecturas / Agosto 2007

La Relajación un conjunto inmenso de Técnicas

Los servicios de prevención no utilizan la formación en técnicas de relajación como método terapéutico, no es su función, los servicios de prevención no utilizan la ergonomía como terapia, es mucho más sutil: se enseña relajación a personas sanas para que no tengan que utilizarla como terapia. Es mejor aprender a nadar de forma voluntaria y antes de necesitarlo que seguir un cursillo mientras te ahogas.
La relajación está formada por un cuerpo de innumerables técnicas: entrenamiento autógeno, relajación progresiva, eutonía, técnicas hindúes, budistas, chamánicas, raja yoga, y un largo etc. casi inagotable, algunas con nombre propio dentro de las occidentales ya citadas: Schultz ó Jacobson, que aún así conservan el sabor de las técnicas que les dieron origen, salvo excepciones notables, en oriente.

Las técnicas de relajación en occidente se encuentran ligadas a terapias que buscan solucionar problemas de salud, en general, relacionados con el estrés. En muchas ocasiones lo logran, sin embargo siendo el estrés un elemento presente por doquier en nuestras civilizaciones podemos pensar que las técnicas de relajación así empleadas son más un bálsamo que alivia que una medicina que cura, ya que de nuevo una y otra vez el estrés en sus más diversas modalidades volverá a estar presto a desencadenar sus efectos.

Puesto que no podemos prever las infinitas singularidades a través de las que el estrés se muestra, habremos de optar por un tipo de opción más integral: la obtención de un desarrollo armónico que nos permita no solo una adaptación al medio, sino que además podamos contribuir a que éste mejore con nuestra invisible aportación, la práctica de la relajación supone además de unos innegables beneficios propios una contribución verdadera, intangible y oculta al holograma de la conciencia planetaria, nuestra gota es una gota más, junto a innumerables aportaciones de otras conciencias formaran la marea más grande que haya existido jamás, y lograrán   un verdadero cambio en este planeta y así florecerá la conciencia.

No somos seres aislados, hemos de comprender que   ser   individual no impide serlo reunidos junto a otros, que la sociedad del culto a la individualidad es una cultura castrante porque elimina el ser social que soy, cada célula trabaja para si y para las demás, cuando lo hace solo para si misma se llama cáncer. Cuando lo particular se transforma en lo único tenemos frente a nosotros una sociedad enferma que cuida de que nadie sane porque se sustenta de cada sufrimiento individual, de cada emoción negativa, de cada dicotomía firmemente establecida. Comprender que no somos islas facilita el trabajo de relajación, cada vez que practico relajación me uno a una red inmensa de personas que practican relajación en todo el mundo y que colaboran en silencio, unidos en el objetivo común del desarrollo de la conciencia propia y colectiva

prevencionweb.com