Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analiticas y mostrarle publicidad relacionada con sus habitos de navegacion. Al continuar navegando aceptas nuestra Politica de Cookies.
 
INICIO CONTACTAR BOLETÍN COLABORA

Artículos
Prevención del estrés

Contacta
Enlaces
Colabora

Apúntate al boletín de novedades

Estás en: inicio > artículos de Prevención de riesgos laborales > PREVENCIÓN DEL ESTRÉS
VERSIóN IMPRIMIBLEimprimir / 3841 lecturas / Agosto 2007

SERVICIOS DE PREVENCIÓN. EJERCICIOS MEDITATIVOS II

4.- Meditación mantra.  Un mantra es un método de liberar la mente por medio de la palabra y el sonido, vamos a elegir una palabra que nos sea útil: Om, paz, calma, energía. Sentado y en un lugar tranquilo con el cuerpo ya relajado repito el mantra de mi elección, lo repito con voz tenue, sin forzar las cuerdas vocales, con un ritmo natural, sin forzar la respiración, dejo que la palabra se engarce con la respiración, y dejo que el sonido me llene y me relaje, más y más. Pasados unos minutos paso a repetir el mantra en voz más baja, sin distracción, pasado unos minutos más me lo repito interiormente sin producir sonido alguno y observo lo que sucede con atención. Continuo con el ejercicio entre 10 y 20 minutos, más adelante podré prolongarlo un poco más. Si me distraigo vuelvo de nuevo toda la atención al sonido interior.

5.- Meditación contemplativa. Elijo un objeto pequeño que me agrade y lo coloco frente a mi, me encuentro sentado y con los ojos abiertos, concentro mi atención en el objeto elegido, lo observo como si no lo hubiera visto nunca antes, mi atención se encuentra en el objeto, no me dejo atrapar por sensaciones, pensamientos o emociones que surjan en relación con el objeto o con la misma experiencia de observación, lo contemplo sin identificación y me mantengo atento a lo que observo. Realizo el ejercicio con una duración de entre 10 y 20 minutos, no es preciso sobrepasar esta duración. Aunque puedo finalizar el ejercicio en cualquier momento que perciba que mis ojos están cansados.
 
6.- Meditación completa. Me encuentro sentado, con los ojos abiertos, veo todo lo que hay frente a mí, en vez de centrar mi atención en un objeto la centro en todo lo que mi vista abarca, es como si tuviera una imagen digital frente a mi y mi mente prestara idéntica atención a cada píxel, no permito que se identifique con ningún objeto ni color particular, observo y veo la imagen completa dedicando igual atención a cada átomo de información visual. No me identifico con nada, observo, observo. Comienzo este ejercicio con una duración de entre 5 y 10 minutos, realizándolo una vez al día.

  La práctica de las técnicas meditativas suele ser grata desde el comienzo, sin embargo es cuando se lleva más de un mes con los ejercicios cuando comenzamos a notar que produce efectos de calma sobre los actos de cada día. La experiencia es personal e intransferible, es recomendable no dedicar tiempo a convencer a nadie para que practique relajación o meditación, el proselitismo no funciona aquí, cuando llega el momento casi sin saber como uno se encuentra aprendiendo este tipo de técnicas y aunque  quieras compartirlas de inmediato con los demás, vale la pena al principio resistir la tentación y seguir trabajando,  seguir practicando,
simplemente.

prevencionweb.com